Llegar a una ciudad desconocida, especialmente después del anochecer, puede ser una experiencia bastante compleja. Una de las cosas que puedes hacer para que sea mucho más fácil, es reservar un Coche Con Conductor para que te recoja en el aeropuerto, estación de tren… Si te olvidas de hacer esto, entonces tu otra opción es desplazarte en transporte público.

El transporte privado es más rápido y más eficiente. Esto es especialmente importante si tu vuelo llega tarde y el transporte público ya no está funcionando por la noche.

Es importante saber la diferencia entre transporte público y privado:

Transporte público
Los autobuses, trenes y metros están clasificados como transportes públicos, ya que es un modo de transporte en el que se desplazan varias personas.

Todos estos tipos de transporte tienen sus propios horarios porque pasan rutas específicas en ciertos momentos del día. La única ventaja de este tipo de transporte es que son relativamente baratos y todos los que usan el servicio pagan el mismo importe. Sin embargo, a menudo están saturados, especialmente durante los meses de verano. Además, los conductores no te esperarán si llegas tarde y los autobuses a menudo no se detienen si están llenos.

Transporte privado
A diferencia de los transportes públicos, con transporte privado no compartes el vehículo con otras personas. Las únicas personas con las que lo compartes son el conductor y tus amigos, familia…

Los transportes privados tienen las siguientes ventajas:

  • Ahorras tiempo: nunca esperarás a tu conductor, ya que ellos serán los que te estarán esperando. Si llegas en avión, el conductor sabe donde se encuentra el vuelo y cuándo aterrizará. Tu conductor privado también sabe exactamente dónde tiene que ir y conocerá la ruta más corta para llegar a tu destino a tiempo.
  • Seguro: los conductores están sujetos a controles muy estrictos, requisitos de licencia y deben tener vehículos que cumplan con estrictos estándares.
  • Cómodo: hay más espacio para ti. Los asientos suelen ser de cuero y son más cómodos que el transporte público.
  • Rendición de cuentas: con chóferes, limusinas y vehículos ejecutivos, la empresa sabe exactamente qué conductor se te ha asignado para desplazarte. Las cámaras también se suelen instalar en estos coches. Por lo tanto, el riesgo de mala conducta del conductor se reduce en gran medida en comparación con los servicios regulares de taxi, donde los conductores aleatorios recogen aleatoriamente a los pasajeros al azar.
  • Servicio personal: el conductor ya sabe quién eres y se presentará, te ayudará con tu equipaje y hará todos los esfuerzos razonables para asegurarse de que tu viaje sea agradable.
  • Profesionalidad: los conductores son completamente profesionales. Están totalmente comprometidos a llevarte a donde desees ir, de la forma más segura, cómoda y profesional.

Con Coche Con Conductor te llevaremos donde quieras, a la hora que quieras y únicamente cuando lo necesites. Contacta con nosotros a través del 913 567 919. ¡Te ofreceremos el servicio que mejor se adecue a tus necesidades!